Ser congruentes (Colaboración)

Autor: Por David Montalvo

Comparte en redes sociales:

RSS
Correo electrónico
Facebook
Twitter
YouTube
LinkedIn
Instagram

Como muchos de ustedes saben inicié desde hace algunos meses un proceso fuerte para mejorar mi salud, bajar de peso y disfrutar de comida sana y nutrititva. Hasta este momento el impacto positivo ha sido maravilloso, no sólo por haber disminuido un poco más de 10 kilos de forma paulatina sino por la ligereza y sensación de bienestar con la que estoy levantándome cada mañana. No sólo fue una cuestión de fuerza de voluntad, sino más bien de unir fuerzas y voluntades que van desde un suplemento que vaya me ha cambiado la vida, hasta el poder aprender de los que más saben del tema.

Seguimos dándole fuerte a ese proceso así como al del sueño (que taaanto me cuesta, ya que mi mente vuela y no respeta horarios) todo con un fin que en estas últimas semanas se me ha revelado de forma contundente: LA CONGRUENCIA. No por un tema de «tener que», sino de poder vivir cada vez menos pesado (en el tono literal de la palabra), ligero de equipaje como decía Anthony de Mello, buscando una regeneración interna.

Precisamente después de recibir tantas señales sobre ese tema, decidí enfocar una gran parte del contenido del Nuevo Tour de Conferencias «Vive Libre» a poder precisamente vivir siendo congruentes con lo que hacemos, decimos y pensamos.

Cuidado, la congruencia no significa «LO QUE LOS DEMÁS QUIEREN QUE HAGAS O ESPERAN QUE HAGAS», sino lo que tu esencia te dicta.

Y como si fuera «un complot del universo», recibí hace un par de días un artículo de un gran amigo y colega coach de PNL e instructor de Eneagrama Edgar Villasana precisamente llamado así, literal, sin adornos: «CONGRUENCIA» y aquí te lo comparto:

CONGRUENCIA
Por Edgar Villasana

Es la Congruencia que se percibe en el mundo ya, una rara cualidad?, ¿es acaso un manuscrito antiguo indescifrable?, cuya lectura no es posible, ya que no permite acceder a tu historia, mi historia, nuestra historia …es la historia desconocida?

¿Es la Congruencia una Ley que permitirá ver a todo aquél que se atreva , después de haber estado en la oscuridad?

A todo aquél que no tema a la luz…A todo aquél que sea un Faro en el Universo…

A todo aquél que tenga la valentía de tomar el timón de su vida, en el Barco de la Congruencia, poner sus manos en el volante de su auto, a amarrarse solo sus agujetas, a proponer en vez de disponer, a conciliar en vez de pelear , o aquél que es capaz de dejar su arsenal de prejuicios ,miedos , creencias, paradigmas, experiencia y conocimiento, y volver a comenzar…

Y permitirse lograr y entender el ascenso a la muerte falsa, que nos permitirá renacer como el ave fénix desde las cenizas de lo viejo y atrofiado que componía nuestra vida, después de soñar y despertar cada día con una historia nueva vivida en el presente, no con las angustias del pasado , ni buscando los oráculos que predicen el futuro que en ocasiones puede ser una utopía, hay que construir desde la Congruencia.

Entre la armadura de la personalidad que nos protege de todo mal y todo ataque, aún y cuando compramos pleitos que desgastan ,iras ajenas y pasiones no sanas y la esencia del individuo que viene a ser feliz… una sola vida tenemos, para desperdiciarla siendo quienes quieren que seamos y no quienes debemos ser, porque venimos solos y solos nos vamos.

Vivir nuestra propia película y ser el director de nuestra escenas, confiando en que palabra, fisiología y acción se darán la mano como viejos amigos, que se conocen desde las entrañas y cuya amalgama se forjó en rudas lides, dejando atrás el miedo que ocasionó el haber extraviado el camino en alguno de tantos viajes realizados en esta carretera llamada destino.

La congruencia la traemos todos como regalo desde que nacemos, pero muchos perdemos ese regalo durante nuestra existencia y cuesta trabajo desenterrarla, traerla como un auténtico regreso de otro mundo , algunos la pierden en una relación, otros en un trabajo , otros en un accidente, otros en una promesa, otros en un recuerdo, otros simplemente deciden que la congruencia no es un traje para ellos y lo regalan en los primeros eventos donde el temple en vez de salir y iluminar con su luz , se mantiene oscurecido como en un día lluvioso, triste y desangelado, cuyo ruido insolente, no permite acallar las voces de la sumisión, del servilismo, de la actitud condescendiente del no actuar por temor al que dirán …

Ser congruente significa , el único ,el inconfundible, el auténtico regreso a casa, a tu origen , a tu ser completo e indivisible, Y ese lugar no está lejos!!

Recuerda. al encontrar el tesoro de la Congruencia… eso es tuyo y nadie te lo puede quitar, porque es un traje que se labra en cada persona y ninguno es igual en color, pero si en medidas , la conguencia tiene una sola medida , no permite medianías, te permite , decir, ser y actuar, sin sentir remordimiento o que agravias a nadie al ser tú y tus condiciones de ser, que por el solo hecho de quitarte la armadura y dejar volar tu esencia Podrás estar cerca del fuego por ser congruente, pero jamás te quemarás , ya que vienes de donde la Congruencia viene , de los fuegos de una pasión ensordecedora forjada por VIVIR Y para SER…

Comparte en redes sociales:

RSS
Correo electrónico
Facebook
Twitter
YouTube
LinkedIn
Instagram

0 comentarios

×

Powered by WhatsApp Chat

×