Claves para una vida feliz

Autor: Por David Montalvo

Comparte en redes sociales:

RSS
Correo electrónico
Facebook
Twitter
YouTube
LinkedIn
Instagram

Te comparto un estudio interesante, y sobre todo que va de la mano con los proyectos que estamos emprendiendo a nivel personal y para tu beneficio. Más en https://www.davidmontalvo.com.mx/

Según el USA TODAY un estudio alemán emprendido hace 26 años sugería que este bien no era algo tan difícil de encontrar y definió algunos lineamentos para lograrlo:

· Cásate con alguien que no sea neurótico.

· Concéntrate más en amistades y familiares y menos en bienes materiales.

· Busca convertir al mundo en un lugar mejor.

· Trabaja, pero guarda suficiente tiempo para relajarte.

· Manténte físicamente activa o activo.

· Si eres hombre, asegúrate de que su peso no sea inferior al normal. Si eres mujer, cuídate de la obesidad.

Desde luego, éstas son recomendaciones muy simplificadas. Pero investigadores alemanes, holandeses y australianos, quienes estudiaron encuestas llevadas a cabo a lo largo de décadas por el llamado Panel Socio-Económico Alemán, han concluido que estos cambios, en efecto, pueden estar estrechamente relacionados con una existencia feliz.

Los datos proceden de un proyecto multitudinario y aún vigente en el que el Instituto Alemán de Investigación Económica ha entrevistado a alemanes cada cinco años a partir de 1984, involucrando a más de 60 mil personas.

Los hallazgos resultan interesantes porque psicólogos y economistas difieren en cuanto al potencial de felicidad humana.

Desde los 80, los psicólogos en general se han sumado a la llamada teoría de la felicidad determinada, de acuerdo con la cual la dicha es un asunto entre 40 y 50 por ciento genético. Según esta teoría, una vez llegada a la edad adulta, una persona no puede hacer mucho respecto a su grado de felicidad. Un extenso estudio llevado a cabo con gemelos sugirió que «tratar de ser más feliz puede resultar tan fútil como tratar de ser más alto».

Pero, desde los 90, los economistas han estudiado cómo el mundo en el que vivimos afecta el nivel de felicidad y han examinado las medidas que pueden tomarse para modificar ese nivel.

Califican a la dicha de «servicio público subjetivo» y se concentran en formas en que políticas gubernamentales y sociales pueden modificar el grado general de felicidad de los ciudadanos.

Presentado en la edición de Actas de la Academia Nacional de Ciencias publicada en línea esta semana, el análisis de los datos alemanes parece arrojar que preferencias y decisiones sí pueden influir en la felicidad a largo plazo.

Comparte en redes sociales:

RSS
Correo electrónico
Facebook
Twitter
YouTube
LinkedIn
Instagram

0 comentarios

×

Powered by WhatsApp Chat

×