Reflexión semanal: El cambio antes de la Luz (La historia de Wayne Dyer y su transformación)

Autor: Por David Montalvo

Comparte en redes sociales:

RSS
Correo electrónico
Facebook
Twitter
YouTube
LinkedIn
Instagram

La oruga vive su metamorfosis para convertirse en mariposa. El hombre pasa por crisis y cambios para llegar a la luz. Sin embargo, la oruga no decide. El hombre sí.

Una de las características de los hombres exitosos es haber pasado por momentos adversos antes de conectarse con lo mejor de ellos. No es que sea condicionante el pasarla mal antes de conseguir lo que deseas, pero no podemos negar que existen muchas historias al respecto y que la crisis siempre deja su aprendizaje; lo más interesante es que si la canalizas correctamente puede llegar a ser incluso un valor agregado para tu vida.

Existen muchas historias al respecto, pero hay un importante detonador y que se vuele factor común para que esa transformación suceda: dejar ir el pasado.

Uno de los ejemplos más contundentes y claros al respecto es sin duda el de Wayne W. Dyer, autor de bestsellers como «Tus zonas erróneas» y afamado conferenciante, mejor conocido como «El padre de la motivación». Dyer cuenta que a sus treinta y cinco años estaba bloqueado en su vida, no lograba lo que quería, le costaba mucho fluir en la escritura y no ganaba lo suficiente.

Su padre abandonó su familia como Wayne tenía dos años. Todos sus sentimientos eran de coraje, rabia y frustración (también influenciado por lo que le platicaba su madre y sus hermanos). Él, después de treinta y cuatro años de vivir bajo esas días no quizo quedarse con esas creencias y decidió buscar a su papá para «despedirse», ya que sabía que diez años atrás había muerto a causa de una cirrosis hepática.

Pudo encontrarlo en un panteón en Mississipi y fue un momento determinante para la vida de Dyer. Durante dos horas y media gritó, lloró, exigió respuestas, reclamó pero al final terminó perdonándolo con una frase que repitió tres veces «Le envío mi amor, le envío mi amor, le envío mi amor».

Wayne comenta en ese momento se sintió liberado y dispuesto a continuar su vida, no justificando los errores de su padre, pero si amando su esencia y dejando a un lado la rabia que le había hecho sufrir por todos estos años.

En su búsqueda se topó con muchos obstáculos e incluso la historia es fantástica y no nos daría espacio para contarla toda en este lugar, pero puedes conocerla en su conferencia en DVD «El poder de la intención» o en su libro «La fuerza de creer». 

Sólo hasta que nos atrevemos a soltar es cuando en verdad estamos listos para recibir. Siempre existe un cambio antes de la luz, pero para detonar esa transformación es indispensable que aprendamos a perdonar y a dejar ir lo que ya no es y ya no nos pertenece.

Comparte en redes sociales:

RSS
Correo electrónico
Facebook
Twitter
YouTube
LinkedIn
Instagram

0 comentarios

×

Powered by WhatsApp Chat

×