Reflexión semanal: ¡Muévete! No eres un árbol

Autor: Por David Montalvo

Comparte en redes sociales:

RSS
Correo electrónico
Facebook
Twitter
YouTube
LinkedIn
Instagram

Si no te gusta donde estás ¡muévete!. No eres un árbol
-Jim Rohn

Hay que saber cuándo es momento de partir y de no tener miedo para ir en búsqueda de nuevas oportunidades. Hay que saber detenerse a tiempo antes de que sea demasiado tarde.

Esto no con el afán de ser dramático o fatalista, sino de tener una mentalidad de crecimiento y de evolución constante.

Suelo ver en muchos casos de consulta que, muchas veces, el principal enemigo para lograr la vida que deseamos es uno mismo.

Nuestra zona de confort se convierte en una barda de ladrillos duros y pesados, que mientras más dejamos que pase el tiempo, más complicado se vuelve saltarla.

Si nos vamos a la definición, podemos decir que «confort» es aquello que produce bienestar y comodidades.» Y mientras el ser humano siga en esa sensación cómoda y relajada, es difícil que quiera salir y proponerse nuevos retos.

Muchas personas me preguntan mi «secreto» para hacer tantas cosas en tan poco tiempo, y al mismo tiempo, estar siempre dándome tiempo para tener mis espacios de preparación y actualización.

Los que me siguen, saben perfectamente que ando de un lado a otro en plan «alumno», tomando cursos y llenando mi mente con nueva y valiosa información.

Todo con el fin de compartir lo mejor con mi audiencia. Es un compromiso que tengo desde hace muchos años.

La verdad es que no es ningún secreto ni he descubierto el hilo negro. Sólo tengo algo muy claro: Lo que no avanza, se estanca y tarde que temprano se pudre y huele mal. En otras palabras, dejas de servir.

Estos meses de verano, por darte un ejemplo, son básicos para mi vida. Los dedico íntegramente en analizar, desarrollar, crear y armar nuevos contenidos para mis futuras Conferencias y Seminarios. (De hecho, eso es lo que estuve haciendo hoy durante todo el día)

Con el paso de los años, me topo a conferencistas y formadores que siguen utilizando la misma información, videos y presentaciones desde hace diez años, y bajo la premisa de «De cualquier manera me contratan y sigo vendiendo», viven su profesión con la menor calidad y entrega posible.

¿Qué sucede? Se van haciendo obsoletos y sus estrategias y métodos van perdiendo vigencia. Algunos servirán, pero estoy seguro que siempre hay nuevos y mejores medios para transmitir información.

Esto aplica para todo.

No confundamos evolucionar con perfección.

El reto no está en hacer todo de manera perfecta, sino mucho mejor que como lo hacías antes. Hay que disfrutar el presente, pero también date cuenta que todavía lo mejor de ti sigue por ahí escondido, dispuesto a salir cuando lo decidas.

¿Te gusta la vida que tienes? ¿Qué podrías hacer para mejorarla?

No tengas miedo a los cambios, a los nuevos retos y a los diferentes caminos. Cuando tienes claro tu propósito siempre habrá una clara oportunidad para crecer y evolucionar.

Comparte en redes sociales:

RSS
Correo electrónico
Facebook
Twitter
YouTube
LinkedIn
Instagram

0 comentarios

×