Reflexión semanal: Despierta

Autor: Por David Montalvo

Comparte en redes sociales:

RSS
Correo electrónico
Facebook
Twitter
YouTube
LinkedIn
Instagram

«La mayoría de las personas viven dormidas sin saberlo: nacen dormidas, se casan dormidas, crían a sus hijos dormidas, mueren aun dormidas sin haber despertado nunca. Nunca comprendieron la grandiosidad y la belleza de esta cosa que llamamos la existencia humana, por estar dormidas.

¿Saben? Todos los místicos de todos los tiempos: católicos, cristianos, no cristianos, no importa de qué religión o teología, están unánimemente de acuerdo en una cosa: Todo es bueno, todo está en desorden, pero todo es bueno. ¡Extraña paradoja!.. Pero trágicamente la gente nunca lo ve, ellos nunca ven que todo está bien porque están dormidos. ¡Están en una pesadilla!» -Anthony de Mello

¿Qué te emociona de tu vida? ¿Qué te hace vibrar? ¿Qué te levanta cada mañana? ¿Haces lo que realmente deseas o lo que te han impuesto?

Hace poco conocí a una persona que literalmente me dijo: «David, he estado dormida por más de 30 años, apenas estoy despertando». Y no se refería a un sueño profundo, sino me platicaba, que llevaba años y años en un estado de catalepsia emocional, en donde nada le entusiasmaba, nada le movía, nada le quitaba el sueño. Ni para bien ni para mal. Si no fuera por las personas con las que vivía, se podría jurar que había muerto hace mucho tiempo.

Conozco muchos casos así, y a veces llega a ser muy preocupante, porque no sólo desperdician el mucho o poco tiempo de vida que tienen en este planeta, sino que llegan a influir de forma no tan positiva a la gente que les rodea.

Hoy este tema del «despertar» está tan trillado y tan manoseado, que muchos prefieren alejarse lo más pronto posible. Pero también, estoy consciente, que cuando entiendes la profundidad de lo que significa abrir los ojos o expandir la conciencia, te das cuenta de que hoy más que nunca es cuando se necesita que todos despertemos.

Grandes cambios estamos viviendo. Ya no sólo es un fenómeno climático, un tema social o cultural; ahora se ha colapsado el viejo sistema de creencias, de los paradigmas, de la lucha y de las instituciones. Es un llamado de renovación, humildad y aprendizaje para todos.

Para quienes estamos inmersos en el mundo del desarrollo y del crecimiento humano esto no es nada nuevo, ya que era algo que tenía que pasar sí o sí, porque se veía desde hace muchos años. Pero ahora esta información está llegando a cada vez un número más grande de seres humanos.

Entonces te podrás preguntar: «David, ¿qué puedo hacer? Para evitar la masificación, para no irme como borrego con la sociedad, para no seguir dormido o para no ser revolcado por la ola de la rutina, la indiferencia, el sueño, la mediocridad?»

Esto no se trata de señalar culpables en la política, cuestionarse acerca de los meteoritos en Rusia, o estar nervioso por quién será el próximo Papa de la Iglesia Católica.

Simplemente…DESPIERTA

Y bueno, eso ¿con qué se come?

Despertar es dejar de vivir como la sociedad te ha dictado que vivas. ¿Ser un rebelde? No, más bien una persona congruente,  con sentido y propósito. Despertar es dejar de querer hacer cosas sólo por cumplir las expectativas de los demás. Despertar es HACER de tu vida lo que realmente DESEAS y siempre has DESEADO. Despertar es dejar de trabajar por trabajar y es hacer lo que más disfrutas. Despertar es contribuir con la sociedad, simplemente siendo TÚ, entregándote de corazón a cada cosa que hagas. Despertar es estar con las personas que amas y apoyarlas en su propia evolución. Despertar es conectarte con Dios y entender que hay alguien que mueve los hilos pero que te deja ser protagonista. Despertar es vivir de verdad.

Esto te podrá parecer utópico, idealista, romántico o soñador, pero ¿sabes? cuando DESPIERTAS te das cuenta que es tan práctico, tan sencillo y tan real, que cualquiera lo podría hacer, sólo que muchos tienen miedo a descubrir todo lo que podrán ver cuando se decidan a abrir los ojos.

Ojalá tu escuches el llamado.  No tengas miedo y por favor: DESPIERTA

No estás completamente vivo si estás dormido. Tienes que abrir los ojos para ver qué hay alrededor de ti, tienes que despertar para darte cuenta de qué está pasando dentro de ti. Estar despierto es darte cuenta de ti mismo y de tu entorno. Abre los ojos y ve qué es real dentro de ti y fuera de ti. ¡Despierta y vive!”. -Anthony de Mello

Comparte en redes sociales:

RSS
Correo electrónico
Facebook
Twitter
YouTube
LinkedIn
Instagram

0 comentarios

×

Powered by WhatsApp Chat

×