No tengo tiempo para ti

Autor: Por David Montalvo

Comparte en redes sociales:

RSS
Correo electrónico
Facebook
Twitter
YouTube
LinkedIn
Instagram

¡Hola INSPIRAD@! ¿Cómo va tu vida? espero que te encuentres de maravilla. Te escribo en medio de una gira intensa de trabajo, desde el escritorio de la habitación del hotel.

Te cuento: estuve toda la semana pasada en Tijuana compartiendo una serie de conferencias para la empresa Fisher & Paykel. Ayer tocó en Toluca otro evento para líderes de JAFRA. Hoy en Guadalajara en la Reunión Anual de OXXO GAS Occidente. Mañana temprano doy otra en Cuernavaca, y próxima semana estaré en Puebla, Veracruz y Monterrey.

He tocado base en mi casa prácticamente sólo para cambiar maleta. Ya mi esposa me dice de broma (eso espero) que ya no se acuerda ni de mi voz. =)

Me siento profundamente bendecido y agradecido por esta oportunidad que me dan las empresas y organizaciones de compartir el mensaje a su gente. Y por otra parte, acomodando todo en mi agenda para poder hacer lo que realmente quiero en cada momento y que no me lleve el reloj entre las patas.

En estos últimos días, aprovechando la inercia de esta gira de trabajo, estuve pensando sobre la famosísima excusa:

“Es que…NO tengo tiempo”.

Seguramente la has escuchado de la boca de alguien más, o incluso te has sorprendido diciéndola.

Yo mismo me he aventado frases como: “Es que no me da la vida”. “quisiera que el día tuviera más horas”, etc.

La pregunta es: ¿Realmente no tenemos tiempo?

¿No será más bien, que NO queremos dárnoslo cuando NO hay una motivación de por medio?

Creo que es un tema de prioridades.

Por eso siempre será mejor decirle a la otra persona: “En este momento no tengo interés en eso que me propones”, en vez del famoso lugar común: “mira, es que no tengo tiempo”.

¿Te ha sucedido?

Por ejemplo, cuando estás en un centro comercial y se acerca un vendedor, o recibes una llamada telefónica para ofrecerte una tarjeta de crédito, muchas veces tu respuesta es: «No, ahorita no tengo tiempo».

Cuando tú y yo sabemos que la respuesta real y sincera sería algo así como: «Ahorita NO quiero, no me moleste, no me estrese. Gracias».

Pero es difícil, ¿no?

Es como cuando decimos:

No tengo tiempo para discutir. Lo que realmente quieres expresar es: “Ahorita no quiero discutir contigo”.

No tengo tiempo para una relación de pareja es igual a: “No quiero establecer una relación con alguien” o simplemente “No me interesa comprometerme contigo”.

¿Te das cuenta? La mayoría de las veces no es un tema de tiempo. Cuando hay interés, te mueves y haces que las cosas sucedan.

Por ejemplo, en estos momentos yo pudiera estar descansando, viendo alguna película o leyendo el libro que traigo (que por cierto, está buenísimo) en lugar de estarte mandando esta breve reflexión.

Pero en mi lista de prioridades, una muy importante, es estar en contacto contigo. Por lo cual ELEGÍ «darme el tiempo» y escribirte, no porque TENGA QUE, sino porque de verdad lo quiero hacer.

Hay cosas que no podemos procrastinar, porque simplemente las deseamos en el fondo de nuestro corazón, y sabemos que son importantes para nuestro crecimiento y desarrollo. Hay que enfocarnos en ellas. Y hay otras, que no nos ayudan, y a las cuales sería bueno quitarles algunas horas de ese «tiempo» que les damos ¿no crees?

Y tú, ¿Qué actividades necesitas ELEGIR y poner en tus prioridades para «darles más tiempo»?

Comparte en redes sociales:

RSS
Correo electrónico
Facebook
Twitter
YouTube
LinkedIn
Instagram

0 comentarios

×