HUMAN IDOL

Autor: Por David Montalvo

Comparte en redes sociales:

RSS
Correo electrónico
Facebook
Twitter
YouTube
LinkedIn
Instagram

Miles de personas se congregan por un sólo objetivo: Lograr sus sueños.

Es un juego, largo pero emocionante para muchos. Hay que aguantar filas y filas, para llegar hasta la última parte, donde te «enfrentas» a un grupo de jueces y a una cámara, para tener tu audición. Para sentirte escuchado y demostrarles lo mejor de ti.

Me refiero al fenómeno American Idol, Pop Idol, Latinamerican Idol y similares. Un concepto en donde no se vale perder. Un concepto en donde eres expuesto a millones de personas. Un proyecto que para muchos es de vida o muerte. Algunos sacrifican dinero, comida o cualquier comodidad, para alcanzar aunque sea quedar entre los finalistas.

¿Qué pasaría si existiera un HUMAN IDOL? Un concurso donde cada quien pudiera hacer lo que más le apasiona, donde cada uno pudiera brillar por luz propia. Donde cada uno se sintiera INSPIRADO e impactara al mundo, al poner al servicio sus talentos.

Un concurso sin concurso. Donde nadie perdiera, nadie ganara, simplemente cada uno tuviera la oportunidad de gritar al mundo: «AQUÍ ESTOY y no vengo a vivir en vano».

¿Qué pasaría si todos estuviéramos dentro del HUMAN IDOL?…

No necesitas hacer mucha fila ni estar horas bajo el sol. La audición de tu vida se te presenta cada mañana al despertar. Ese HUMAN IDOL, es un reto personal, donde tal vez no hay reflectores o millones de ojos observándote.

La audición de tu vida, no necesita ser aprobada ni calificada por nadie. Es un momento único y personal. Un encuentro para «auditarte» a ti mismo, y ver qué necesitas para ser mejor, salir de tu espacio cómodo y trascender haciendo lo que realmente disfrutas.

¡WOW! Sería mágico y espectacular, poder pararnos frente al espejo, con nuestras cualidades y puntos a mejorar, sin tapujos, sin máscaras, simplemente tal cual somos.

Sería mágico y espectacular, vivir nuestra propia audición, con el único fin de saber por dónde vamos y qué queremos lograr.

Lo más interesante es que en este HUMAN IDOL, no gana uno. Gana todo aquel que esté dispuesto a darse la oportunidad, de tomarse un café con su conciencia y tener la audición de su vida.

¿No crees? Nos leemos la siguiente.

Comparte en redes sociales:

RSS
Correo electrónico
Facebook
Twitter
YouTube
LinkedIn
Instagram

0 comentarios

×

Powered by WhatsApp Chat

×